Historia

La Casa del Pan Papalotl ® fue fundada por Kippy Nigh el 7 de Octubre de 1989 en el Sur de la Ciudad de México, dentro del Parque Ecológico Loreto y Peña Pobre, junto al sitio arqueológico de Cuicuilco. En ese entonces, el pan elaborado con cereales integrales casi no se conocía en México y la cultura agroecológica estaba naciendo.

Con el paso del tiempo, La Casa del Pan Papalotl ® creció, y en equipo hemos trabajado en conservar la esencia artesanal, formando parte de una visión y movimiento global de agroecología. Actualmente hay tres sucursales: la matriz, en el Parque Ecológico Loreto y Peña Pobre Zona CUICUILCO, la de San Cristóbal de las Casas, CHIAPAS (desde 1993), y la de Av. México, COYOACAN (desde 2004).

Cada La Casa del Pan Papalotl ® tiene su propio sello y personalidad, pero en todas se extiende, a su manera, el vuelo de la mariposa-papalotl.  

Filosofía

Nutrición: Vegano & Vegetariano

Desde 1989, el vuelo de la mariposa-papalotl lleva entre sus alas un proyecto alternativo de salud, sabor y conciencia. Papalotl significa mariposa en náhuatl, su elemento es el fuego y se refiere al espíritu de los guerreros. Somos una panadería y cafetería artesanal y casera donde ofrecemos alimentos vegetarianos e integrales, provenientes del comercio agroecológico, justo y local.

En La Casa del Pan Papalotl sabemos que es posible crear alternativas de producción y consumo al margen de la industria alimentaria actual. Para eso hemos creado una comunidad basada en la cooperación, la colaboración y el intercambio, buscando mejorar nuestra calidad de vida, así como generar una mayor conciencia. Nuestro mayor gusto es servirle y ofrecerle un espacio alternativo, rico y alegre para nutrir su cuerpo y su espíritu, sembrar nuestra semilla en el campo fértil de la imaginación de que todo puede ser mejor para nosotros y para el planeta si así lo queremos.  

Comida sana, sabrosa, vegetariana y vegana.

 

Los Huertos

Orgánico y agroecológico

En La Casa del Pan Papalotl ® procuramos utilizar ingredientes naturales, frescos, locales y agroecológicos, es decir, cultivados sin sustancias tóxicas, plaguicidas, fertilizantes químicos, hormonas, antibióticos, ni semillas u organismos genéticamente modificados (OGM). Al consumir y comercializar estos productos, contribuimos directamente al saneamiento de la tierra y a la conservación de la biodiversidad de la vida. Nos importa contribuir al cuidado de nuestra salud así como al de nuestro entorno.

Sabemos que las pequeñas y grandes decisiones que tomamos todos los días acerca de cómo proveernos y cómo alimentarnos tienen, a fin de cuentas, una gran trascendencia, tanto a nivel físico, como ético, ecológico, económico, político y espiritual.

  • Cada vez que consumimos algo, un alimento en este caso, entramos a varias cadenas, en varias pistas.

  • Al mismo tiempo que nos alimentamos a nosotros mismos, las alimentamos a ellas.

¿A quién queremos alimentar y favorecer con nuestras elecciones?  

¿De qué círculos queremos formar parte?

Tomemos conciencia cada quien de esta situación y actuemos con respeto sincero y profundo hacia el sistema natural cuidando nuestros hábitos. Si quieres más información sobre la importancia del movimiento orgánico y agroecológico, te recomendamos estos links:

Los Proveedores

Comercio local y economía solidaria

  Al comer en En La Casa del Pan Papalotl ®, estás contribuyendo a la economía local, favoreciendo precios justos  y sueldos dignos para los productores y trabajadores.

En La Casa del Pan Papalotl ®  favorecemos a productores y proveedores pequeños y locales. Nos interesa lo nacional sobre lo importado; lo producido en alguna región de nuestro país, por cooperativas o empresas pequeñas, antes que los productos en serie de las grandes empresas extranjeras o trasnacionales. Le damos tanto valor al cuidado en la calidad de los productos como al impacto social de nuestro trabajo.

Con orgullo podemos decir que somos una fuente generadora de numerosos empleos directos e indirectos. Y que el trato a nuestros trabajadores y proveedores está basado en el respeto a su trabajo, por lo que gestionamos con cada uno para adecuarnos a las condiciones de ambas partes, navegando la mayoría de las veces a contracorriente de las tendencias políticas y económicas de nuestro tiempo e insertándonos en lo que se ha llamado economía solidaria  

 

Gracias, por su solidaridad con este valioso proyecto.